TLAPA, Gro., 15 de enero de 2014.- Sindicalizadas del Hospital de la Madre y el Niño Indígena Guerrerense (HMNIG) exigieron al director Enrique Herrera Gálvez, cumplir con una serie de demandas laborales como el Contrato Colectivo de Trabajo, seguridad social,  dotación de uniformes e incluso frenar los tratos discriminatorios contra trabajadores.

Los trabajadores sindicalizados de la sección 67 del SUSPEG convocaron al director a una reunión para plantearle las inquietudes y necesidades a 10 meses de que tomara el cargo luego de que hubo un paro laboral tras el cual fue destituido el director anterior.

Aunque molestó por la presencia de la prensa al inicio de la reunión efectuada el martes por la noche, lo cual consideró una agresión, Herrera Gálvez se comprometió con sindicalizados a establecer una mesa de trabajo para el día 22 de enero respecto al contrato colectivo, aceptó respetar jornadas mixtas de siete horas y media, además de comprometerse a pagar el total de gastos médicos a trabajadores hasta que se materialice la afiliación al ISSSTE o IMSS.

Sobre dos cuestionamientos, el primero respecto a la falta de uniformes a pesar de que fueron prometidos, Herrera Gálvez aseguró que hubo fraude por parte de una empresa sugerida por la Secretaría de Salud por lo que ya existe una demanda.

En la pregunta, ¿por qué tenía trabajando a una fotógrafa en el hospital?, quien a decir de trabajadores es sobrina del director, respondió que era necesaria porque ayudaba en muchas áreas.

Antes, algunos trabajadores criticaron esta situación porque dijeron que llevan varios años laborando y no han podido acceder a contrato, aunque de manera informal tienen conocimiento de que el director ha empleado al menos a 50 personas varios de estos dándoles doble contrato o sueldo elevado como ocurre con el almacenista, ejemplificaron.

La representante sindical Zendy Cisneros, ratificó que hay 10 propuestas sindicales para contrato que no han sido consideradas además de la ausencia de cumplimiento a minutas firmadas desde el 11 de marzo en adelante.

Cisneros agregó que la sección que representa tiene el total respaldo del dirigente central Adolfo Calderón Nava para exigirla firma del contrato colectivo de trabajo. Otros trabajadores amagaron en caso de no ser escuchados, realizar acciones de presión aunque señalaron que no es nada personal contra el director sino demandas que ya estaban y otras que han surgido en la administración presente.

Entre las quejas que se dejaron escuchar en la sala de conferencias fue la falta de material, exceso de trabajo y falta de personal en las diversas áreas prácticas del hospital.

También hubo reclamos de que Herrera Gálvez les llamara flojos además de que por aparente orden expresa de él, no daban los médicos consultas a las trabajadoras, ¿porqué, porqué somos indígenas? así no le hacen a otra gente externa que luego viene, se quejó una enfermera que pidió seguridad social.

Marcelino, Rafita  y otra enfermera han sufrido padecimientos raros y a varias enfermeras les ha sido negada la incapacidad denunciaron las mujeres al director. Una química señaló que son los más afectados con la carga de trabajo y bajo salario, mientras que se recordó que la enfermera Maricela Concepción Linares tuvo amenaza de parto prematuro.

Aparte, la tarde noche del miércoles, el esposo de María Guadalupe Vélez Ayala que parió en el HMNIG, informó al reportero que presentaría una queja por presuntos maltratos cometidos por parte de una médica y un médico de turno contra la paciente que tuvo parto por cesárea e incluso señaló a enfermeras, “mi mujer tiene hasta siete perforaciones en la mano para ponerle suero que no ha sido puesto, no nos han brindado servicio adecuado, se quejó.