CIUDAD DEL VATICANO, Vaticano. 28 de diciembre de 2014.- Desde el Vaticano, el papa Francisco dijo que el padre Gregorio López Gorostieta (secuestrado y asesinado esta semana en Guerrero) fue “víctima de una injustificable violencia”.

 

En un mensaje enviado este domingo a la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) por la Secretaría de Estado de la Santa Sede, mismo que recopilan medios Excélsior y 24 HORAS, el máximo líder de la Iglesia Católica envió sus condolencias a la diócesis de Altamirano, y reprobó “todo atentado de violencia y dignidad de las personas”, por lo que exhortó a los sacerdotes y evangelizadores de México a no desistir de su labor pastoral a pesar de “las dificultades” en este país.

 

El texto transmitió el “más sentido pésame” del líder católico tanto al obispo como a todo el clero de su demarcación eclesiástica, a las comunidades religiosas y a los fieles. Además aseguró que el pontífice reza por el “eterno descanso” de López Gorostieta, “víctima de una injustificable violencia”.

 

“Su santidad, al expresar una vez más su firme reprobación de todo atentado a la vida y dignidad de las personas, exhorta a los sacerdotes y demás evangelizadores de la diócesis a proseguir con ardor su misión eclesial a pesar de las dificultades, siguiendo el ejemplo de Jesús, el buen pastor”, indicó.

 

Con esos sentimientos, “mientras desea hacer llegar también a los familiares del padre López Gorostieta su cercanía en tan dolorosa prueba, el sumo pontífice imparte a dicha comunidad eclesial la confortadora bendición apostólica como signo de esperanza cristiana en el Señor resucitado”, agregó.

 

 

Por otra parte, durante la misa dominical en la Catedral Metropolitana el cardenal Norberto Rivera Carrera y los feligreses oraron por el eterno descanso del sacerdote Gregorio. Además, por la conversión necesaria de los culpables para que alcancen el arrepentimiento por su asesinato y que Dios les conceda el perdón.

 

El sacerdote Gregorio López Gorotiesta desapareció el 22 de diciembre del seminario en el que impartía clases en la zona de Tierra Caliente, en Guerrero y fue encontrado muerto este jueves.

 

Leer más en Excélsior y 24 HORAS