CIUDAD DE MÉXICO, 12 de abril de 2016.- El Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo su estimación de crecimiento para México en 2016.

El pronóstico para el Producto Interno Bruto (PIB), para fin de año, es de 2.4 por ciento, 0.2 puntos menos a lo que preveía en enero pasado y muy inferior a la tasa de 3.8 por ciento que auguró en octubre de 2014.

En el reporte titulado Perspectivas de la Economía Mundial, el organismo identificó grandes diferencias entre regiones y países de América Latina.

Mientras Sudamérica permanece fuertemente afectada por la caída en los precios de las materias primas; México, Centroamérica y el Caribe, son beneficiados de la recuperación de Estados Unidos y en la mayoría de los casos, menores precios del petróleo.

El FMI estimó que México puede crecer 2.4 por ciento en 2016 y 2.6 por ciento en 2017, debido a una saludable demanda privada doméstica y el efecto colateral de una robusta economía estadounidense.

La nota aquí.