CHILPANCINGO, Gro., 23 de abril de 2014.-Con la reforma integral a la Constitución Política del Estado se garantiza que las autoridades prevengan, sancionen y erradiquen la violencia familiar y contra la mujer.

Vía comunicado de prensa, el Congreso de Guerrero informa que en la reforma integral a la Carta Magna se contempla la protección de las familias guerrerenses, pues ahora establece la defensa del matrimonio.

En el documento se reconoce además el derecho de toda familia a una vivienda digna, a la salud integral y en el caso de las mujeres embarazadas a no ser discriminadas, a acceder a los servicios de salud materna y a disponer de las facilidades necesarias para su adecuada recuperación.

Protege también los derechos de las víctimas de violencia familiar y sexual, maltrato infantil y personas privadas de su libertad y a cualesquier nueva forma de esclavitud, así como el derecho de los niños y niñas a la satisfacción de sus necesidades de alimentación, salud, sano esparcimiento para su desarrollo integral, y a recibir apoyos complementarios para su educación.