CHILPANCINGO, Gro., 26 de diciembre de 2013.- La seguridad de la Feria de San Mateo, Navidad y Año Nuevo, ha sido reforzada por agentes del Ejército después de registrarse balaceras cerca de las instalaciones y dentro de las mismas, según una nota publicada por El Sur.

De acuerdo a este periódico, efectivos militares permanecen la mayor parte del tiempo en la puerta principal de la feria, dejando sin vigilancia la parte posterior, donde se ubican los bares y centros nocturnos improvisados que se instalan año con año.

Durante los primeros dos días de la feria de Chilpancingo se registraron balaceras en las cercanías, así como al interior del recinto donde se lleva a cabo el evento, las cuales han sido negadas por las autoridades a pesar de contar con testigos.

En el área de la plaza de toros y palenque civiles se encargan de la seguridad, sin que tengan un nombre reconocido de alguna empresa.

Por la noche disminuye el número de policías que recorren las calles capitalinas, en las que por ser época decembrina, no hay tanto tráfico vehicular.