IGUALA, Gro., 8 de enero de 2015.- En la Universidad Benemérito de las Américas, las clases se realizan con normalidad este regreso a clases, a pesar de que sus dueños, el ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca y su esposa María de los Ángeles Pineda, se encuentran enfrentando un proceso judicial, por su probable responsabilidad en la desaparición y asesinato de estudiantes de Ayotzinapa.

Publicaciones en el twitter de Acapulco Unidos, señalan que las propiedades y negocios de la llamada ‘pareja imperial’, no han sido asegurados, clausurados o retenidos. Incluso los negocios siguen operando normalmente, como es el caso de la Universidad que ya se encuentra lista “para iniciar clases con absoluta normalidad”, señala uno de los tuits.

Cabe recordar que el ex presidente municipal de Iguala, José Luis Abarca y su esposa son propietarios de 9 empresas, entre ellas la plaza comercial Tamarindos, así como 13 centros joyeros, además de 31 casas y departamentos, además que en el Distrito Federal cuenta con 10 propiedades, ubicadas en las delegaciones Cuajimalpa, Tlalpan y Cuauhtémoc.

De acuerdo a una nota de 20 minutos, las propiedades están a nombre del exfuncionario, así como de su esposa y de sus hijas Yazareth y Yitzel Abarca Pineda, entre otros familiares directos. Otras bienes aparecen a nombre de Mario y José Alberto Pineda Villa, hermanos de la esposa de Abarca, quienes al parecer son operadores del Cártel de Arturo Beltrán Leyva.

Las propiedades en Guerrero se ubican en las colonias Centro, Jacarandas, Juan N. Álvarez, 20 de Noviembre, Rubén Figueroa, Renovación Ampliación, Villa Guadalupe, Los Tamarindos, Vicente Guerrero y Lomas de los Coyotes.