MÉXICO, DF, 10 de octubre de 2014.- El visitador General de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero (Coddehum), Hipólito Lugo, renunció al cargo en protesta porque el presidente interino de este organismo, Ramón Navarrete, no ha hecho una condena de protesta por las violaciones de lesa humanidad que se cometieron en Iguala contra los normalistas de Ayotzinapa y ciudadanos.

En entrevista, Lugo Cortés señaló que la pasividad ante los hechos de violencia registrados en Iguala es porque esta Comisión es un organismo débil porque hay una intervención del titular del Ejecutivo Estatal, publica Reforma.

“Desde el momento en que el Poder Ejecutivo designa un presidente interino en la Comisión, este organismo se convierte en una figura débil porque no puede tomar decisiones fuertes y debe de guardar una lealtad al que lo nombró”, aseveró Lugo Cortés.

Mencionó que el Congreso estatal ya modificó la Constitución local que establece que el nombramiento del nuevo presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Guerrero debe ser a través de una consulta ciudadana.

Si tienes suscripción en Reforma lee más: http://www.reforma.com/aplicaciones/articulo/default.aspx?id=362561&v=3#ixzz3Fke9Z2H3