IGUALA, Gro., 19 de octubre de 2014.- La desaparición de 43 normalistas desde el pasado 26 de septiembre, a manos de policías municipales, puso en jaque al comercio del municipio de Iguala, conformado por unos 140 mil habitantes.

“Bajaron las ventas. La gente tiene miedo de bajar de sus rancherías o colonias. La presencia masiva de federales nos ayudó mucho a disminuir la violencia, pero también su presencia crea la incertidumbre de un enfrentamiento”, alerta un empresario abarrotero secuestrado tres veces por el crimen organizado, de acuerdo a lo publicado El Diario Digital Juárez.

Los 280 comercios afiliados a la Canaco reportan bajas en sus ventas en un 80 por ciento.

En el primer cuadro de la ciudad se salvan unos negocios. Los de comida, principalmente, y ni hablar de los hoteles. Contrario al resto de los comercios, sus ventas mejoraron, pero no por turistas, sino por la llegada de federales. Los hoteles de la calle Guerrero se saturaron de uniformados, y también los moteles cercanos al centro.
La milicia pernocta en el parque de béisbol “Ambrosio Figueroa”. A las nueve de la noche los visitantes al centro de Iguala regresa a sus hogares. El parque que siempre estaba abarrotado de familias, luce desierto.

 

http://diario.mx/Nacional/2014-10-19_402725a6/afecta-violencia-economia-de-iguala/