GEORGIA, Estados Unidos. 5 de febrero de 2015.- La tragedia vuelve a apoderarse de familia Houston y se apaga en un silencio metódico que no sólo ensombrece a Estados Unidos, sino al mundo entero: Bobbi Kristina Brown, hija única de la extinta cantante Whitney Houston (1963-2012) fue diagnosticada con muerte cerebral después de haber permanecido 5 días internada en un hospital de Georgia, presunta víctima de una sobredosis.
Conforme a Radar Online, los médicos encargados del caso se comunicaron con la familia de la también cantante sólo para informar que “ya no pueden hacer nada más por ella. Ya es sólo una cuestión de cuándo la familia quiere dejarla ir y aceptar que no va a salir adelante. La familia tiene ahora que decidir cuánto más tiempo quieren mantenerla con vida”.
El medio especializado en notas del espectáculo precisa que el padre de la joven, Bobby Brown, permanece estoico junto al resto de las familiares, quienes mantenían viva la esperanza de una pronta recuperación, sin embargo, el anuncio de que la actividad cerebral de Kristina es mínimo se ha traducido en una bomba de realidad… pues a sus 21 años, la joven habrá de dejar el mundo prematuramente.
Kristina fue ingresada de emergencia en el Hospital North Fulton el pasado sábado 31 de enero, ello luego de haber sido encontrada inconsciente en la bañera de su domicilio particular en Atlanta por su esposo (y hermanastro) Nick Gordon, de forma que, desde entonces, había permanecido en un coma inducido sin que se develara un diagnóstico apropiado.
En ese sentido, Radar Online advierte que el trágico suceso no sino un paralelismo inmediato que nos remonta a la muerte de su madre, Whitney Houston, el 11 de febrero de 2012, quien fuera igualmente encontrada prrivada de la vida en la bañera de su hotel a sólo unas horas de que iniciara la ceremonia de los Premios Grammys.
Tanto madre como hija pasaron algún periodo de sus vidas inmersas en una lucha contra adicción a las drogas, y en el caso de Whitney, se detectó que esta había muerto por causa de asfixia y ahogamiento.
Radar Online precisa que el cantante de R&B, Bobby Brown, se encuentra devastado por la situación de su pequeña: “realmente eran cercanos y, aunque tuvieron sus asperezas en algún momento, habían logrado fraguar una hermosa relación. Son noticias muy fuertes para un padre el conocer la condición de Kristina”.
Cabe mencionar que el medio especializado en espectáculos compila una serie de imágenes de Kristina a sólo pocos días de que se suscitara el incidente con la bañera, calificando su aspecto como “demacrado y asombrosamente delgado”, de forma que es considerada una “chica problemática”.
Leer más en Radar Online