MÉXICO, DF., 13 de diciembre de 2013.- La reforma energética necesita ser avalada por lo menos en 17 Congresos locales. El Partido Revolucionario Institucional (PRI) y sus aliados como el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) son mayoría simple en al menos 22 Legislaturas estatales; el Partido Acción Nacional (PAN) en tres; y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) igual en tres.

Según información del Universal, el PRI instruyó a sus adherentes en todo el país, principalmente en los Congresos de los estados, a defender la reforma aprobada.

El presidente de la Cámara de Diputados, Ricardo Anaya (PAN), deseó que la mayoría de los Congresos locales aprueben a la brevedad la reforma para que inmediatamente inicie la discusión de la legislación secundaria.

El PRD y sus aliados de izquierda sólo tienen mayoría en Guerrero, Morelos y Tabasco para impedir ahí la ratificación; en Tlaxcala tienen apenas mayoría simple; mientras que en Puebla existe una mayoría formal conformada en alianza por PRD-PAN que podría dividirse en este tema.