CHILAPA, Gro., 18 de julio de 2015.- Una jornalera indígena pretendía vender en 30 mil pesos a su hija recién nacida a unos comerciantes del centro de la sindicatura de Teacapán, publicó este sábado El Universal.

De acuerdo con el medio, el trato fue frustrado por una denuncia anónima ante el DIF municipal, quien rescató a la menor.

La presidenta del Sistema DIF Municipal, Celia Sarabia, informó que la madre de la bebé, identificada como Nieves, de 20 años, desmintió el hecho; sin embargo cayó en una serie de contradicciones.

La niña fue resguardada en asilo de ancianos, la madre permaneció con ella hasta que algún familiar se hiciera responsable de ambas.

Nieves habla mixteco, por lo que el DIF puso a su disposición dos traductores: dijo que el 7 de julio, el día de la denuncia, pedía apoyo para comprar leche y pañales a su hija, y en ningún momento intentó venderla. Los comerciantes del centro llamaron a la policía municipal por supuestos intentos de venta.

En la plazuela, la esperaba un hombre, quien se identificó como su hermano, pero al ser interrogado, resultó ser su pareja, sin ser el padre de la menor.

Sigue la nota aquí