QUERÉTARO, Qro., 23 de marzo de 2015.- Budi, un adorable bebé orangután, está en camino de recuperarse después de que un refugio de animales lo rescató en Indonesia, publica CNN.
El orangután de 15 meses de edad estaba al borde de la muerte después de vivir en una jaula para pollos y solo recibir leche condensada como alimento en el primer año de su vida. Budi era una mascota en Ketapang, dijeron sus cuidadores.

Ahora, Budi está mejor y ya puede comer por su propia cuenta, caminar y trepar, pero su crecimiento aún es lento debido a la malnutrición en extremo que tuvo.

El orangután estuvo en cuarentena por un tiempo, dijeron, pero se relaciona con otro bebé orangután, Jemmi, rescatado por otro refugio; ninguno de los dos primates tuvo relación con otro animal desde que fueron separados de sus madres después de su nacimiento, y se miran uno a otro con curiosidad.

Lee más aquí: http://mexico.cnn.com/planetacnn/2015/03/23/un-bebe-orangutan-estuvo-en-una-jaula-para-pollos-por-un-ano