ACAPULCO, Gro., 25 de enero de 2016.- Efectivos del Ejército Mexicano resguardan la entrada de la escuela primaria Manuel M. Acosta, ubicada atrás del Zócalo de este puerto, después de la denuncia que hicieron directivos del plantel.

Como informó Quadratín Guerrero el pasado viernes 22, directivos, administrativos, maestros y padres de familia acordaron suspender las clases debido a que los trabajadores recibían llamadas donde les pedían dinero para dejarlos dar clases, así como una “cuota por cada niño”.

En ese momento, el director del plantel Oliverio Marín Rosales explicó que al no haber respuesta de las autoridades para otorgar seguridad, las clases se suspenderían y este lunes se valoraría si se retomarían las clases.

En un recorrido, este día se constató que la escuela primaria ya cuenta con vigilancia de militares, así como de policías estatales, quienes se encuentran afuera de la puerta principal del plantel, que se ubica detrás de la Catedral de Nuestra Señora de la Soledad, en la calle Quebrada, en pleno Centro.

No obstante, se informó que sólo acudieron 20 alumnos.

Mientras tanto, policías de la Gendarmería realizan recorridos en la zona.