ACAPULCO, Gro., 19 de junio de 2014.- El presidente municipal de Acapulco, Luis Walton Aburto, reiteró que no hizo denuncia alguna contra los integrantes del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la presa la Parota (CECOP) durante la toma de las instalaciones de la CAPAMA, sin embargo, policías antimotines y elementos del Ejército resguardan las plantas captadoras de agua en los pozos Papagayo I y II.

Después de la detención de Marco Antonio Suástegui Muñoz arribaron a la zona de Cacahuatepec camionetas con elementos policiacos, quienes desde ese día custodian las 24 horas del días las instalaciones de la CAPAMA.

Walton Aburto había informado que los pozos Papagayo I y II surten al 60 por ciento de la población de la parte alta y media de Acapulco, quienes se vieron afectados por alrededor de una semana cuando fueron cerradas las válvulas por los integrantes de la CECOP al intentar presionar a las autoridades para la liberación de uno de sus integrantes y hacer nulas las ordenes de aprehensión en su contra.