CHILPANCINGO, Gro., 9 de marzo de 2015.- Mujeres de varias organizaciones defensoras de derechos humanos, encabezadas por María Luisa Garfias Marín, demandan justicia para las maestras que fueron agredidas y presuntamente violadas en el desalojo del pasado 24 de febrero en Acapulco.

 

En conferencia de prensa en el Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa, Garfias Marín aseguró que ofrecieron su asesoría a las maestras, quienes por temor no presentaron una denuncia formal ante las autoridades. Les hicieron una invitaron a presentarla ante organismos defensores de derechos humanos como la Coddehum, la CNDH o la ONU.

 

Amelia García Pérez, otras de las mujeres defensora, señaló que la Fiscalía sigue por oficio estos delitos, pero si no hay una denuncia formal no procede a realizar la investigación.

Con información de Uriel Sánchez