CHILPANCINGO, Gro., 25 de febrero de 2015.- Integrantes la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) y que pertenecen a la fracción de Ramos Reyes Guerrero, dirigente general de la misma, marcharon hasta el parador del Márquez. Señalaron a dirigentes de zona centro de ocultar información y los responsabilizan de la muerte de uno de sus compañeros.

Fue poco después de las 10 horas que la marcha encabezada por Saturnino García Cordero salió por la Av. Alemán con dirección al sur, en su trayecto visitaron el Congreso del estado que previamente fue desalojado para resguardar la seguridad de los trabajadores.

La marcha se mantuvo de manera pacífica en todo momento y llegó hasta el parador del Márquez donde permanecieron por varias horas.

En el lugar realizaron un mitin y dieron una conferencia de prensa en la que Saturnino García, Integrante de la Comisión Política de la montaña alta fijo a nombre de la CETEG su posición de estar aún en la exigencia por la presentación con vida de los normalistas desaparecidos.

Lamentó que ante su exigencia realizada este martes en Acapulco por una respuesta con respecto al caso Ayotzinapa, se diera una situación de violencia en la que fueron brutalmente golpeados cientos de sus compañeros.

En el lugar declaró que fueron 112 detenidos, un docente fallecido y otras 130 personas con lesiones y al menos 13 desaparecidos. Saturnino hizo responsable al gobierno federal por estas acciones.

Con respecto a los detenidos, la mañana de este miércoles se dio una versión de que ya estaban libres 96 de los maestros detenidos, pero el docente dijo que esto es una mentira.

“Hoy los maestros detenidos nos enviaron un mensaje y nos dicen que los tienen en un avión aún cautivos”, aseguró.

Por su parte Gervasio Hernández García, Integrante de la comisión política de la Costa Chica, puntualizó que la maestra Antonia Morales Vélez ocultó un mensaje que le dio Luis Enrique Miranda Nava el que le decía que no asistirían a la reunión.

“Antonia Nava Vélez, sabía que los funcionarios no se presentarían a la mesa de diálogo y no lo dio a conocer a la base”, acusó.

En esa mesa de diálogo que tenían con el gobierno federal en la que estaría presente Luis Enrique Miranda Nava, se iban a tratar los puntos de la conciliación de la nomina federal y el pago de maestros y maestras atrasados durante estos dos meses.

Al ver que no llegó el funcionario decidieron retirarse las regiones montaña, costa chica, Montaña baja, región Acapulco, región Norte y parte de región centro.

Responsabilizo además al gobierno federal por castigar y no tener la voluntad de destrabar el problema.

“Aquella persona que desconoce a su dirigente, esta desconociendo a la CETEG, y junto con ella responsabilizo a Walter Añorve, Salvador Rosas Zuñiga, Arturo Moctezuma de la muerte del compañero maestro”, declaró.

Dijeron que estos problemas los resolverían de manera interna en la CETEG, pero aseguró que es un acto imperdonable.