MÉXICO, D.F., 10 de enero de 2014.- Pese a no estar “al 100”, Andrés Manuel López Obrador retomó su actividad, aunque de manera moderada. Con semblante sonriente la mayor parte del tiempo, el dirigente del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) ha visitado en tres días ocho municipios en la zona del Pacífico.
Información del Reforma, sostiene que después de padecer un infarto el pasado 3 de diciembre, por prescripción médica no podrá realizar grandes esfuerzos durante seis meses.
“Todavía no estoy al 100, sería mentira decir eso”, dijo.
Por ahora, comentó el ex candidato presidencial, quizá el mayor esfuerzo es no jugar beisbol.
“Ustedes lo saben, los médicos lo saben, lleva algún tiempo la recuperación. Para que yo vuelva a jugar beisbol son seis meses, para que yo siga bateando arriba de 300”, dijo.
Con una dieta que elimina carnes y grasas, López Obrador dijo que no puede guardar reposo.
Durante martes y miércoles visitó seis municipios de Nayarit; jueves y viernes al menos seis de Sonora, para continuar su gira el sábado en Torreón y el domingo en Monterrey.
“Ahora lo que me pidieron es que con moderación pueda yo seguir trabajando, no puedo quedarme todo el tiempo en reposo, no conviene estar tanto tiempo en reposo, más si está uno acostumbrado a la actividad”, indicó.
López Obrador destacó que viaja a bajo costo, en aerolíneas comerciales o por carretera, y aunque apenas cumplió un mes de su hospitalización, no lo acompaña ningún médico, sólo su vocero César Yáñez.

Por el registro

En cuestión partidista, López Obrador aseguró que Morena cumplió ya los requisitos para ser partido político, tras celebrar 20 asambleas con un mínimo de 3 mil asistentes cada una.
“Queremos celebrar 32 asambleas, una en cada estado y el Distrito Federal, tenemos ya un padrón del doble que nos piden: el IFE pide 320 mil y tenemos más de 500 mil”, dijo.
Al arrancar su gira de dos días por Sonora, exigió someter a juicio al Gobernador panista Guillermo Padrés y a los miembros de su gabinete.
“El Gobernador de Sonora merece ser enjuiciado por corrupción, él y sus funcionarios, porque impera la corrupción en Sonora.
“No tenían nada y ahora, tengo información que están convertidos en potentados, se volvieron agricultores comprando grandes ranchos, autoridades que vivían en casas de interés social, deberían de sentirse orgullosos por eso, ahora viven en grandes residencias”, dijo el tabasqueño.
López Obrador estuvo ayer en Hermosillo y Guaymas, y hoy viernes visitará Obregón, Navojoa, Etchojoa y otros municipios del sur de Sonora.