CHILPANCINGO, Gro., 23 de septiembre de 2014.- El cuerpo de una indígena guerrerense de 17 años de edad que murió en el desierto al intentar cruzar hacia Estados Unidos, no sido trasladada ni entregada a sus familiares debido a que las autoridades del estado de Phoenix, Arizona, no ha otorgado un permiso de Sanidad Internacional que se requiere.

Según lo publicado en el portal El Horizonte, el Secretario de los Migrantes y Asuntos Internacionales, Netzahualcóyotl Bustamante Santín, informó que el cuerpo de Edith Martínez Solano, originaria de la comunidad de Tierra Colorada en Malinaltepec, perteneciente a la región de la Montaña, continúa desde hace 12 días en la morgue de Arizona.

El cuerpo de la joven de 17 años de edad, fue encontrado el pasado 11 de septiembre en el desierto de Arizona cuando intentaba cruzar la frontera para buscar a su hermano en el estado de Iowa.

El funcionario estatal dijo que cuando se les reportó el hecho por parte de la embajada de México en Arizona, localizaron a la madre y hermana de la joven que ahora viven en el estado de Puebla para hacer el traslado del cuerpo.

Sin embargo, desde hace 12 días el cuerpo de Edith Martínez no ha podido ser enviado en avión a sus familiares que los esperan en el estado de Puebla, donde actualmente radican, porque las autoridades estadounidenses en Arizona se han retrasado con expedir los permisos de Sanidad Internacional.

En ese sentido, pidió al Consulado de México en Arizona que los ayude agilizar ese permito para que el cuerpo pueda ser entregado a sus familiares en el estado de Puebla.