CHILPANCINGO, Gro., 29 de enero de 2014.- La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) rompió el acuerdo de confidencialidad que pactó con el gobierno de Guerrero.

El presidente de la Coparmex en Chilpancingo, Jaime Nava Romero indicó que el dos de enero sostuvieron una reunión con el gobernador Ángel Aguirre Rivero, al interior de la octava zona militar.

En la reunión, dijo, firmaron un convenio de confidencialidad y pactaron 30 acuerdos entre la Coparmex y el gobierno de Guerrero.

Tras el repunte en la violencia, inseguridad, extorsiones y secuestros, así como el atentado a balazos que sufrió el empresario y expresidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), Pioquinto Damián Huato, la Coparmex anunció el rompimiento del acuerdo de confidencialidad con el gobierno estatal.

“Estamos en la antesala con el gobierno federal para exhibir la situación del estado de Guerrero, aunque se ha tratado de encubrir la información, de crear un cerco para que no llegue a nivel nacional, hoy nuevamente seremos voceros de la situación real que ocurre en la entidad y particularmente en la capital”, expresó Nava Romero.

Indicó que a 27 días de que la Coparmex firmó el acuerdo de confidencialidad con el gobernador, éste no cumplió ninguno de los acuerdos, no disminuyó la violencia y tampoco se garantiza la seguridad de la población.

En cambio, dijo, incrementó la crisis de violencia, inseguridad, extorsiones, muertes y secuestros.

Reprochó: “Se desataron problemas en reclusorios y penales, en los mercados, en el sistema de transporte, en el corredor de Ocotito y hay una ola de secuestros y extorsiones imparables”

El presidente de Coparmex criticó que, a pesar de la crisis que enfrenta Guerrero, el gobernador insiste en afirmar que no pasa nada.

Nava Romero condenó el atentado que sufrió el empresario Pioquinto Damián Huato la noche del martes y arremetió contra la pasividad con que los gobiernos estatal y municipal atienden los problemas de inseguridad.

Derivado de esto, anunció el rompimiento del acuerdo de confidencialidad y la revelación de los compromisos que el gobierno de Guerrero ha incumplido.

A partir de este miércoles, dijo, la Coparmex iniciará un movimiento social de manifestación y concientización.

“Ya comenzamos a involucrar a diferentes organizaciones, lo hemos hecho a discreción, pero hoy públicamente convocamos a líderes sociales, al sector educativo, al sector patronal, al sector religioso, sector transportista, sector de comercio y a los ciudadanos en general para que se unan a este movimiento ciudadano de manifestación y de concientización”, comentó.

Explicó que el objetivo de involucrar a todos los sectores sociales es que manifiesten su inconformidad por la situación de violencia e inseguridad que se vive en Guerrero.

Reconoció que la población se abstiene de participar abiertamente por el temor a las represalias y a perder la vida.

Externó: “Sabemos bien que al gobierno del estado no le agradan las acciones que tomamos ni las palabras que expresamos contra este tema de la inseguridad y de muchos otros temas, sabemos bien que tocamos intereses muy fuertes, intereses que incluso servirán a muchos en las próximas campañas. Hay un poder económico involucrado en todo esto y a nadie le agrada perderlo ni ponerlo en riesgo, por eso creemos que si no se da atención a este tema ahorita, se seguirá empoderando a personas que después no se van a poder controlar”.

Dijo que varios a empresarios que han alzado la voz contra el actuar del gobierno y la falta de resultados en materia de seguridad, los han “avasallado” con auditorías, llamadas anónimas y presiones de las autoridades para detener las declaraciones vertidas en los medios de comunicación.

Aseguró que esta situación no detendrá a la Coparmex, que ahora entablará mesas de trabajo con el gobierno federal.

En lo que respecta al gobierno de Guerrero, Jaime Nava aseguró que siguen con la intención de trabajar conjuntamente, pero con una actitud diferente.

Anunció una manifestación pacífica en la capital contra el sistema de gobierno en Guerrero y su forma pasiva de atender los problemas de inseguridad.

No dio fecha para la marcha, bajo el argumento de que primero se armará una red ciudadana de coordinación, con el objetivo de movilizar a la mayor cantidad de población y llamar la atención a nivel nacional e internacional.