CIUDAD DE MÉXICO, 12 de septiembre de 2014.- “Espero poder dar mucha alegría a toda la afición” fueron las palabras con las que Ronaldinho se estrenó como jugador de Gallos Blancos, en su presentación oficial como jugador emplumado en un evento realizado en un hotel de la capital del país.

El brasileño tomó la palabra luego de ser presentado brevemente por los directivos Olegario Vázquez y Arturo Villanueva, propietario y presidente administrativo del club, respectivamente.

Después se puso por primera vez la playera negro y azul con el dorsal 49 y posó para las decenas de fotógrafos de medios queretanos, nacionales e internacionales.

“He decido venir para los Gallos porque mi hermano habló con el presidente y me sentí muy a gusto y espero hacer algo bueno (…) me falta ganar algo en México y a eso he venido”, añadió el jugador.

“Siempre he vivido de la misma forma y en todos los equipos donde he jugado he salido campeón”, explicó al ser cuestionado sobre sus escándalos extradeportivos, añadiendo que espera repetir sus éxitos como jugador del Querétaro.

Explicó que se encuentra bien físicamente y que si alienará o no ante Chivas la próxima semana dependerá exclusivamente de Ignacio Ambriz, quien lo valorará una vez que se integre a los entrenamientos.