MÉXICO, DF., 9 de junio de 2014.- El diputado federal Manuel Añorve Baños dijo que la seguridad de los niños se tendrá que elevar a rango constitucional aplicando medidas como la internación en centros federales de agresores y agraviados de entre uno a cinco años para que reciban terapia psicológica, además de obligar a los padres o tutores a pagar el tratamiento y en caso de fallecimiento todos los gastos fúnebres y un seguro de vida.

El legislador guerrerense dijo que la iniciativa ya se presentó ante el Congreso de la Unión con lo que se pretende hacer un cambio radical y terminar con el deshonroso primer lugar en buillyng a nivel mundial que ocupa México.

Con esta nueva ley se podrán canalizar mayores recursos para todos los estados de la República para que en primarias y secundarias existan sicólogos encargados del bienestar de los niños.

Dentro de la iniciativa explicó el vice coordinador de la bancada del PRI en el Congreso se involucra a todos los maestros y a los padres de familia o tutores, estos tendrán que pagar el tratamiento psicológico al niño agredido por sus hijos.

Y en caso de fallecimiento los padres o tutores correrán con todos los gastos funerarios y una indemnización a la familia agredida.

También se prevé la creación de Centros Federales de Internación en donde los niños agresores y los niños agredidos recibirán terapias psicológicas y de conducta, así como atención médica integral de entre uno a cinco años, de acuerdo a la gravedad del problema. Aclaró que los menores agresores ingresarían a estos centros de los 14 años en adelante.