CHILPANCINGO, Gro., 16 de agosto de 2014.- El delegado de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu), Héctor Vicario Castrejón advirtió que ya no permitirán a la población invadir zonas federales, incluso sancionará a los ayuntamientos que sean cómplices de estas irregularidades.

Según lo publicado en El Sol de Acapulco, el funcionario explicó que la construcción de viviendas en ríos, arroyos, barrancas y cualquier zona federal, representa un peligro para quien las habita, principalmente en temporada de lluvias, pues se corre el riesgo de repetir una situación similar a la que provocó la tormenta tropical Manuel.

Por esta razón, dijo que el gobierno de la república ya no tolerará más invasiones, y advirtió a los gobiernos municipales que serán sancionados si permiten a la población seguir irrumpiendo de manera arbitraria, o con la complicidad de las autoridades, en zonas federales.

En el caso de Chilpancingo, explicó que todas las familias que actualmente viven en la orilla del Río Huacapa, serán reubicadas para evitar exponer sus vidas, incluso aseguró que la capital guerrerense es el municipio donde se realizará la reubicación más grande en toda la entidad.

Dijo que los terrenos en los que viven estas familias serán entregados al gobierno municipal para que construyan ahí espacios de recreación, como parques, posteriormente el ayuntamiento deberá trabajar para evitar que en el futuro las zonas federales vuelvan a ser invadidas.

“Definitivamente no se les va a permitir que se vuelvan a colocar en zonas federales o irregulares, porque de ello depende la integridad de las personas, para que no se presente una situación como la de septiembre”.

Vicario Castrejón señaló que es responsabilidad del ayuntamiento impedir más invasiones, para esto dijo que contará con el apoyo de la Sedatu y de Protección Civil del estado.