TIXTLA, Gro., 29 de noviembre de 2015.- Durante esta jornada de elección extraordinaria, los candidatos del PRI y PRD que compiten por la alcaldía de Tixtla, se han acusado mutuamente de compra de votos con la participación de diputados locales.

Tras emitir su voto, el candidato perredista Hossein Nabor Guillen acusó a su contrincante, el priísta Saúl Nava Astudillo de que a su favor operan los diputados locales Ángeles Salomón Galeana y Ricardo Moreno Arcos, principalmente en las comunidades de Chilacachapa y El Troncon, con la compra de votos “a 300 pesos y con el acarreo de gente”.

Por su parte, el equipo de Saúl Nava ha denunciado también que los  diputados locales del PRD, Sebastián de la Rosa Peláez, Erika Alcaraz Sosa, así como el ex diputado Alejandro Arcos,  realizan compra de votos en las comunidades de Atliaca y Zacazonapa.