CHILPANCINGO, Gro., 15 de noviembre de 2013.- Las estrictas disposiciones del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) para la depuración y certificación de las corporaciones policiacas municipales, han generado complicaciones a los ayuntamientos, señaló el presidente municipal, Mario Moreno Arcos, debido a que no con facilidad se pueden incorporar nuevos elementos.

El munícipe señaló que en el caso de esta capital, no pasaron los exámenes de control y confianza 55 elementos, mismos que fueron dados de baja y por otro lado, de los 19 aspirantes a ocupar alguna de esas plazas en la Policía Preventiva Municipal, 16 no pasaron las evaluaciones, por lo que sólo tres siguen con su capacitación.

Adelantó que a través de la Federación Nacional de Municipios de México (FENAM), se buscará establecer con el gobierno federal mecanismos de reclutamiento menos complicados, para que los ayuntamientos no vean mermados sus cuerpos policiacos.