CHILPANCINGO, Gro., 24 de junio de 2015.- A través de una misiva leída durante una reunión con el sub secretario de Gobernación, Luis Enrique Miranda, integrantes del Frente Unido por la Seguridad y Desarrollo Social de Guerrero (FUSDEG) se deslindaron de alguna responsabilidad tras la desaparición de los tres médicos y un abogado ocurrida el pasado 19 de junio.

Aclararon que pese a que la Fiscalía informó que junto al auto en el que viajaban, localizado en Xolapa, había casquillos de escopeta, armas que usan los policías comunitarios, no tuvieron ninguna injerencia en los hechos. Por el contrario, temen que el gobierno quiera involucrarlos.

También informaron que tras los conflictos entre los mismos comunitarios de Xolapa, la Policía Estatal es quien se encarga del resguardo de la zona.