CHILPANCINGO, Gro., 12 de febrero de 2015.- El dirigente estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Celestino Cesáreo Guzmán, deslindó a su partido de Carlos Mateo Aguirre Rivero y de los hermanos Hughes Acosta y Hughes Alcocer, y dijo que ellos no son militantes del PRD, según publica El Sur.

 

Exigió “que se aplique la ley y que se haga justicia, el PRD no protege a nadie que esté sujeto a investigación por las autoridades”.

 

Admitió que la detención de los integrantes de la familia Hughes Acosta y Hughes Alcocer y los dos de la familia Aguirre sí le afecta al PRD, porque fueron funcionarios en una administración perredista, pero “en el PRD no hay registro de que estos señores sean militantes del partido”.

 

Al preguntarle qué impacto tendrá para el partido en la elección del próximo 7 de junio, que nueve ex funcionarios de una administración perredista sean acusados de peculado, Cesáreo Guzmán dijo que eso se conocerá con los resultados de la elección y reiteró que su partido “no mete las manos por ninguno de los detenidos”.

 

Lee más aquí: http://suracapulco.mx/archivos/252224