MÉXICO, DF, 17 de septiembre de 2014.- En el primer semestre de este año la inversión extranjera directa se desplomó en 59.2 por ciento respecto de los niveles que alcanzó en el mismo periodo del año pasado, destaca el Informe Estadístico del Comportamiento de la Inversión Extranjera Directa que entregó la Secretaría de Economía a la Cámara de Diputados.

De acuerdo con el informe, el desplome de la inversión extranjera lo ocasionó la compra de las acciones de la empresa América Móvil por parte de inversionistas mexicanos por 4 mil 945 millones de dólares, operación a la que califica de “atípica”

El informe destaca que los 9 mil 732.5 millones de dólares fueron reportados por 2 mil 582 sociedades mexicanas con inversión extranjera directa en su capital social, además de fideicomisos y personas morales extranjeras que realizan, de forma habitual, actividades comerciales en el país.

Del total referido, 8 mil 510.8 millones de dólares se originaron de reinversión de utilidades, 2 mil 177.8 millones de cuentas entre compañías, y las nuevas inversiones sufrieron una disminución de 956.1 millones.

Los flujos registrados de inversión extranjera directa se canalizaron a la industria manufacturera 6 mil 985.3 millones de dólares; a servicios financieros, mil 978.5 millones; a comercio mil 202.1 millones; a minería (853.6 millones; a construcción 611.8 mdd.

De acuerdo con la Secretaría de Economía, el sector de información en medios masivos sufrió una desinversión por 3 mil 710.9 millones de dólares, en tanto que el resto de los sectores recibieron mil 812.2 millones de dólares.

Además, la inversión provino de España (26.1 por ciento), Países Bajos (20.1), Bélgica (13), Estados Unidos (10.3) y Japón (7.2). El resto de 68 países más (23.3).

El documento menciona que de enero a diciembre de 2013, según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la participación de México en la recepción de flujos de IED mundiales fue de 2.5 por ciento.

La Secretaría de Economía detalla, además, que según un informe sobre las inversiones en el mundo de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD, por sus siglas en inglés), en 2013, México ocupó el lugar 10 como país receptor, con una participación de 2.6 por ciento respecto del total de flujos mundiales de IED, y posiciona a México como la décimo tercera economía más atractiva para invertir en los siguientes tres años.