TIXTLA, Gro., 8 de abril de 2015.- Estudiantes de la normal de Ayotzinapa, maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) y vecinos impidieron que policías antimotines desalojaran el juzgado de Tixtla, donde cuatro trabajadoras del Poder Judicial realizaban guardia, como parte del paro en demanda de mejoras laborales.

 

Cerca de las 10:15 de la mañana unos 80 estudiantes de la normal de Ayotzinapa llegaron a bordo de tres camiones hasta el juzgado, ubicado en la calle Ignacio Ramírez, donde unos 15 antimotines se preparaban para desalojar a las trabajadoras.

 

Los estudiantes trataron de replegar a los policías por lo que estos respondieron. Un grupo de normalistas le quitó el equipo, escudo y chalecos, a tres agentes, por lo que estos respondieron aventando gas lacrimógeno. Por algunos minutos, retuvieron a un policía, pero más tarde lo liberaron. El grupo de antimotines se retiró poco después de las 10:30 de la mañana.