MÉXICO, DF, 28 de mayo de 2015.- La violencia ha marcado el proceso electoral en curso, principalmente en los estados de Guerrero y Michoacán, donde se renuevan las gubernaturas.

 

En regiones como Tixtla y Chilapa, en Guerrero, los candidatos prácticamente no han podido hacer campaña, en el primero por la oposición de normalistas y maestros de la Ceteg a la realización de comicios, y en el segundo por la presencia del crimen organizado.

 

De acuerdo con un recuento de Reforma, entre febrero y mayo, han sido ejecutados 18 políticos en los estados de Oaxaca, Guerrero, San Luis Potosí, Chihuahua, Michoacán, Tabasco, Veracruz y Puebla.

 

Pero en Guerrero además se han registrado otros hechos de violencia, como amenazas directas a candidatos o levantones.

 

Si tienes suscripción con Reforma, dale click aquí para seguri leyendo: http://www.reforma.com/aplicaciones/articulo/default.aspx?id=551962&v=13