LESBOS, Grecia, 16 de abril de 2016.- Hay que construir la paz, oponerse a la proliferación y tráfico de armas, dejar sin apoyo a los que impulsan odio y violencia, consideró el Papa Francisco durante un mensaje en la isla griega de Lesbos, de donde el Pontífice se llevó a 12 refugiados sirios.

Como parte de una breve visita a esa ciudad europea, los invitados del Papa, 12 refugiados sirios de tres familias distintas, incluidos seis menores de edad, abordaron el avión papal con destino a Roma.

Se trata de personas que estaban presentes en los campos de acogida de Lesbos antes del acuerdo entre la Unión Europea y Turquía, publicó el portal de noticias del Vaticano.

La iniciativa del Papa ha sido realizada a través de un acuerdo entre la Secretaría de Estado con las autoridades competentes griegas e italianas. 

Trascendió que el Vaticano se hará cargo de apoyar a las tres familias.

La nota aquí.