CHILPANCINGO, Gro., 22 de enero de 2014.- El director de Gobernación y Asuntos Políticos del gobierno municipal capitalino, Inocente Mojica Peña, señaló que finalmente los comerciantes foráneos que se habían instalado en la plaza cívica Primer Congreso de Anáhuac se retiraron de ese lugar la noche del martes, sin necesidad del empleo de la fuerza pública para desalojarlos.

El funcionario señaló que los comerciantes fueron defraudados por algún seudo líder que los engañó, con el argumento de que había obtenido un permiso del ayuntamiento para instalarse, lo que fue totalmente falso ya que las instrucciones del alcalde Mario Moreno Arcos es mantener la plaza libre de vendedores, ya que es un espacio destinado al disfrute de los ciudadanos.

Agregó Mojica Peña que desde el lunes se notificó a los comerciantes que se retiraran, pero no lo hicieron, lo que motivó una desproporcionada protesta del grupo de empresarios establecidos que lidera Pioquinto Damián Huato, de quien dijo “toda la sociedad de Chilpancingo conocer el estilo de sus protestas”.

Fue hasta el martes por la noche, tras ser notificados por segunda ocasión, cuando optaron por retirarse, de lo que se congratuló porque la política de la actual administración es hacer valer las disposiciones del bando de Policía y buen gobierno, sin lesionar las garantías individuales y dejando a salvo los derechos de las personas.

Señaló que los comerciantes defraudados por el supuesto líder, mismo que no identificó, son algunos que estuvieron instalados durante la reciente feria de navidad y que no tuvieron el éxito que buscaban en sus ventas, por lo que quisieron aprovechar la oportunidad de instalarse en pleno centro de la ciudad.

Aunque lamentó que el dirigente de la Canaco, Pioquinto Damián Huato, no haya querido entender las explicaciones del gobierno municipal, pues finalmente quedó demostrado que el ayuntamiento no había extendido ningún permiso provisional, por lo que la airada protesta y posterior toma del palacio municipal por parte de sus seguidores, no tuvo ningún sentido.

Finalmente dijo que le extraña el doble lenguaje de Damián Huato, pues mientras por un lado organiza ese tipo de protesta contra vendedores ambulantes, por otro lado protege a otros que le son afines y que invaden banquetas o calles, pero advirtió que se evitará en lo sucesivo la instalación de cualquier otro tianguis en lugares públicos.