QUERÉTARO, Qro., 12 noviembre 2014.- El Episcopado Mexicano se solidariza con las familias afectadas por el caso de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala.

Asimismo, el vocero de la Diócesis de Querétaro, Saúl Ragoitia Verá, hizo un llamado: “Basta ya de tanta corrupción, impunidad y violencia”.

Indicó que a este llamado se han sumado todos los obispos de México, quienes piden enérgicamente a las autoridades llevar la investigación hasta sus últimas consecuencias para que se conozca con certeza lo que ha sido de los desaparecidos y se sancione con el peso de la ley a los autores intelectuales y materiales.

Por otra parte, alumnos de diversas escuelas como Conalep, Cobaq y la UAQ de nueva cuenta realizaron marchas de apoyo a alumnos normalistas de Ayotzinapa.

Insistieron en la aparición con vida de los normalistas guerrerenses y que se castigue a los responsables. La marcha ocupó varias vialidades de la capital del estado.