MÉXICO, DF, 15 de octubre de 2014.- Las comunidades, luchas y organizaciones que forman parte de la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA), se solidarizaron y expresaron su indignación por el crimen de Estado perpetrado contra normalistas, el pasado 26 de septiembre en la ciudad de Iguala.

A través de un comunicado, expresaron que este ataque, así como el ocurrido el 12 de diciembre del 2011, se inscribe en un contexto que pretende debilitar un proyecto educativo que suele ser incomodo para las estructuras de poder político y económico que mantienen sumido al estado de Guerrero en una espiral de violencia.

Asimismo exigen de justicia para sus compañeros asesinados y desparecidos, para sus familiares y para el resto de normalistas que hoy se encuentran en riesgo.