CHILPANCINGO, Gro., 31 de julio de 2014.- Diferentes organizaciones sociales, transportistas, damnificados y empresarios se sumaron a la Marcha por la seguridad, la paz y el desarrollo de Guerrero, convocada por la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG).

En conferencia de prensa el dirigente de la UPOEG, Bruno Plácido Valerio, informó que la marcha está convocada para el 3 de agosto, iniciará en el Congreso de Guerrero y concluirá en la Cámara de Diputados, en la ciudad de México.

Indicó que esperan la participación de al menos 3 mil personas, entre pobladores de las siete regiones, integrantes de la UPOEG, empresarios, transportistas y organizaciones sociales.

Puntualizó que la mega movilización tiene el objetivo de exigir a los legisladores que agilicen los trabajos de reconstrucción de Guerrero y destinen recursos, proyectos y programas para reactivar la economía de la entidad.

Plácido Valerio espera que, tras la marcha, se concreten mesas de trabajo con los legisladores guerrerenses, para plantearles directamente las problemáticas que enfrenta el estado y armar, conjuntamente, políticas públicas para solucionarlas.

El dirigente de la UPOEG sostuvo que el principal problema en Guerrero es la pobreza, como resultado del mal manejo de recursos en el estado.

Dijo que la delincuencia es otro de los principales problemas que atraviesa la entidad y sostuvo que “es el resultado de la corrupción, la mala administración y el centralismo y abuso del poder”.

En la conferencia de prensa participó Víctor Martínez Toledo, en representación de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) de Chilpancingo.

Dijo que el sector empresarial se unirá a la movilización porque también “les pegó la crisis” y el comercio atraviesa “momentos difíciles”.

Consideró que con las condiciones actuales, los comerciantes pequeños “no tienen futuro en Chilpancingo”.

En la conferencia también participaron María Luisa Vargas, presidenta de la Coordinación Estatal Mujeres Guerreras; Antonio Avilés, del Consejo Agrario Permanente y Antonio Colín Ramírez, coordinador del Foro Permanente de Organizaciones Sociales.