CHILPANCINGO, Gro. Integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) irrumpieron en una sede alterna del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Chilpancingo, donde los miembros de la izquierda fueron secuestrados por los maestros para obligarlos a participar en las marchas.

 

El Universal reporta que Los integrantes de la CETEG abrieron el portón e ingresaron en el cónclave perredista que se sucedía en Rancho los Cedros. De inmediato algunos perredistas saltaron las bardas para escapar de la furia académica para evitar ser retenidos; no obstante, algunos no corrieron con tanta suerte…

 

“¡Hay que chingarlos! ¡Hay que raparlos!”, increpaban los integrantes del magisterio al diputado Sebastián Rosas, quien logró escapara sano y salvo del inmueble.

 

“Al diputado le contaron hasta 43 para que saliera y diera la cara, de lo contrario no dejarían libres a los perredistas”, recoge El Universal en su nota firmada por Dennis García, quien añade que “al no salir el diputado, la CETEG sacó a los retenidos y en este momento son obligados a marchar con ellos sobre la Autopista del Sol”.

 

Por su parte, Milenio reporta que los líderes como Carlos Reyes Torres, del PRD (en la imagen a la izquierda) y Misael Medrano Baza de Movimiento Ciudadano (en la imagen a la derecha) serán liberados hasta que se presente en el campamento el diputado federal Sebastián de la Rosa, a quien los dirigentes de la CTETG le reprochan haber manifestado su respaldo a nombre de Nueva Izquierda a favor del ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca, a dos días de los hechos del 26 de septiembre en Iguala.

 

Aquí una Galería del evento.
Para más información, consulte El Universal y Milenio