IGUALA, Gro., 13 de octubre de 2014.- El resguardo de policías federales en las últimas cuatro fosas localizadas en el paraje La Joya del cerro Gordo, en Iguala, no ha sido retirado y el retén instalado a tres kilómetros de las excavaciones sigue impidiendo el paso a los reporteros de la fuente.

Según lo publicado por El Sur, una versión indica que en las fosas que han sido excavadas sólo se han encontrado tres osamentas humanas, aunque ninguna autoridad ha confirmado la versión ni dado a conocer información de los avances de los trabajos de búsqueda y exhumación de restos humanos.

Las medidas de seguridad se han extendido a vecinos de esta zona, a quienes revisan sus pertenencias cada vez que pasan por el retén policiaco, así como a vendedores ambulantes de tortillas que circulan en motocicletas.

En una plática con María, vecina del lugar, recuerda que desde hace un par de años perdieron la tranquilidad que había en la zona, que hasta antes era muy pacífica.

Ella recuerda que gente armada, presuntos sicarios, poco a poco se fueron “apropiando” de esta zona, principalmente en la que fueron encontradas las fosas con restos humanos.

Describe que los hombres armados, a quienes ubica como personas que no son originarias de Iguala, incluso restringieron el paso a vecinos del lugar, ganaderos y personas que sacaban a pastar a sus rebaños de chivos hacia las zonas en las que hallaron fosas.

Menciona que antes del hallazgo de un narco laboratorio en abril pasado, jóvenes entraban y subían hacia el cerro en motocicletas, “regresaban con los zapatos enlodados, y cuando subían llevaban mucha comida para más personas, como si allá arriba tuvieran un campamento”.

Hasta la tarde de ayer, ninguna autoridad había informado sobre el número de fosas que se han excavado ni el número de osamentas o restos humanos exhumados.

Lee más: http://suracapulco.mx/archivos/216275