ACAPULCO, Gro., 31 de diciembre de 2015.- Pese al riesgo que representa, sigue la venta de globos de Cantolla cerca de la franja turística.

En la celebración de Año Nuevo para recibir el 2014, se llevaba a cabo el lanzamiento de estos artefactos sin embargo se acordó por parte de las autoridades ya no hacerlo el siguiente año y tampoco para recibir el 2016.

En dicha fecha, el restaurante Copacabana fue consumido por las llamas y el concesionario ha señalado en reiteradas ocasiones que el causante del siniestro fue un globo de Cantolla.

A lo largo de la avenida Farallón, vendedores se acercan a los automovilistas para ofrecer estos artículos a los ciudadanos y turistas a 40 pesos cada uno y tres por cien pesos, además de luces de bengala.

El director de Protección Civil municipal, Carlos Amezcua Ávalos afirmó que la venta de los globos de Cantolla está prohibida debido al riesgo que representa principalmente para los restaurantes en franja turística que tienen techo de palapa.

 El funcionario afirmó que han recibido denuncias de la venta de estos artículos en áreas como la glorieta de La Diana y Condesa y afirmó que precisamente se acababa de hacer un decomiso de más de 100 globos de Cantolla a un vehículo que consideró, es el que surte a la mayoría de los vendedores.

Amezcua Ávalos aseguró que se hacen recorridos en los restaurantes para que mojen sus palapas cuatro horas antes de la gala de pirotecnia y que por parte del cuerpo de bomberos se apoyará a unos cuatro restaurantes del área del Asta Bandera para evitar siniestros.

Agregó que se cuenta con 25 trabajadores de Protección Civil para el dispositivo de fin de año pero afirmó que cuentan con el apoyo de la Gendarmería, Policía Urbana y Policía Turística.