OSLO, Noruega. 11 de diciembre de 2014.- Según informa 24 HORAS, las autoridades noruegas rechazaron la petición de asilo político del joven mexicano que interrumpió ayer la ceremonia del Nobel de la Paz en el ayuntamiento de Oslo, informaron hoy varios canales de televisión de este país nórdico.

 

“Dicen que no puedo probar que estaría en peligro si viajo de vuelta a México. Creen que exagero, espero que tengan razón”, dijo a una televisora, Adán Cortés Salas, el joven de 21 años que subió al estrado con una bandera de México cuando la paquistaní Malala Yousafzai y el indio Kailash Satyarthi acababan de recibir el Nobel.

 

El joven fue trasladado hoy al centro de internamiento para extranjeros de Trandum, al norte de Oslo, tras permanecer casi un día custodiado por la policía y haber saldado, en su vía penal, su irrupción en el Nobel con una multa de 15 mil coronas noruegas (mil 693 euros o 2 mil 98 dólares… casi 30 mil pesos) por alteración del orden y por entrar de forma ilegal en el ayuntamiento de Oslo, pero Cortés Salas deberá comparecer mañana ante un tribunal de porque la Policía ha pedido que sea puesto en prisión preventiva hasta que sea expulsado por violar las leyes de extranjería y porque considera que hay peligro de fuga.

 

“Quería atraer la atención del mundo hacia México para que vean qué es lo que ocurre allí. Mi mensaje era un grito de ayuda para México. Me volví e intenté pedirles a Malala y a Satyarthi si podía decir algo y contar lo que pasa. Las autoridades matan a estudiantes”, dijo el joven a la televisión pública NRK.

 

Leer más en 24 HORAS