ACAPULCO, Gro., 3 de febrero de 2016.- El gobernador Héctor Astudillo Flores reconoció que Guerrero es “nota nacional” y que “estamos en problemas” por los hechos de violencia que se han suscitado recientemente, sin embargo señaló que se están tomando acciones para terminar con estos.

Lo anterior al ser entrevistado luego de acudir a la reunión regional de la zona Centro de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) que encabezó el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong e integrantes del gabinete de seguridad federal en Ecatepec de Morelos, Estado de México

“Guerrero efectivamente es nota nacional por lo que sucede pero no hay que olvidar que llevamos un periodo importante de 40, 50 días en donde tenemos detenidos, en donde recuperamos secuestrados. Que sin duda todo esto es derivado de una constante y permanente lucha que hay contra la delincuencia organizada y frente a la prevención de una serie de circunstancias que se han vivido recientemente en Guerrero. Efectivamente estamos en problemas pero estamos haciendo muchas cosas”, afirmó Astudillo Flores.

Sobre los secuestros que se han dado en el estado recientemente, el mandatario estatal aseguró que estos hicieron “mucho ruido” pero que este crimen va a la baja.

“Sin duda ha bajado el secuestro, han hecho mucho ruido los últimos como es el caso de lo de Arcelia donde afortunadamente recuperamos a 21 personas que se habían llevado y a 4 de 5 maestros que también se habían llevado, hace mucho ruido pero fue muy correcta la acción […] que se hizo con la Sedena y la Policía Federal para tratar de obligar a los secuestradores que los soltaran y lo logramos”, dijo.

Sobre los enfrentamientos ocurridos en Chilapa entre fuerzas policiacas e integrantes de grupos delictivos, Héctor Astudillo expresó que esto es precisamente como resultado del operativo para combatir la delincuencia en esa zona y que “puede volver a suceder porque uno de los propósitos del Operativo Chilapa no solamente es inhibir los homicidios salvajes que se han dado sino también detener a una gran cantidad de personas que han cometido delitos”.

Respecto a lo ocurrido en Coyuca de Catalán, donde 10 personas murieron en una noche, incluida una turista, el gobernador dijo que es “lamentable, es un asunto que se dio entre dos grupos de familias que seguramente tuvieron desacuerdos. Se habla de que son miembros de grupos delictivos y yo prefiero que se haga una investigación a fondo para poder asegurarlo”.

Durante esta tercera reunión del año, participaron los secretarios de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda; de la Marina Armada de México, Vidal Francisco Soberón Sánz; la procuradora General de la República, Arely Gómez González, así como el comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia.