CHILPANCINGO, Gro., 7 de enero de 2014.- El diputado local priísta Héctor Astudillo Flores, quien en 2005 contendiera por su partido como candidato a la gubernatura del estado, señaló que para la próxima contienda de 2015 no tiene prisa por definir si buscará ser postulado nuevamente por su partido o no, ni está construyendo una estrategia para ello, porque considera que no ha llegado todavía el momento de tomar una decisión en ese sentido.

El también ex alcalde de esta capital agregó que aún más, en este momento no tiene las razones precisas para buscar la candidatura, aunque desde luego reconoció que le gustaría volver a ser candidato, pero no está trabajando para ello, por lo que agradece las menciones que en su favor han hecho tanto el diputado federal Manuel Añorve Baños y otros actores políticos de su partido.

Astudillo Flores agregó que sería una total incongruencia y una mentira de su parte rechazar que no le atrae abanderar nuevamente a su partido, pero en este momento tiene el compromiso de cumplir con su responsabilidad como legislador “y tengo mucho trabajo, sobre todo este año que será definitivo para muchos asuntos que tienen que pasar por el Congreso”.

Aseguró que se esfuerza por ser un actor político responsable, “no trato de hacer locuras, ni mucho menos payasadas y soy congruente entre lo que digo y lo que hago”. Afirmó que es un hombre libre, “no obedezco a presiones ni a cuestiones de grupo, yo no tengo grupo, porque simplemente soy Héctor Astudillo nada más”.

En su momento, señaló, para eventualmente tomar una decisión, se va a guiar por sus paisanos, no por sus pasiones. Voy a escuchar qué dice la gente, conoceré cual es la posición y el criterio de la sociedad civil que es decisiva en una elección y entonces daré a conocer cuál es mi posición al respecto.

Advirtió que si llegado el tiempo no encuentra las razones suficientes como para tomar la decisión favorable, no buscará la candidatura porque si las posibilidades son reducidas no tendría sentido. Dijo que trata de ser objetivo en todo lo que hace a la política y no se va a meter en problemas con nadie, agregó que eventualmente podría hacer lo mismo que el día siguiente de la elección de 2005, cuando perdió la gubernatura ante Zeferino Torreblanca Galindo, reconocer los resultados porque piensa que esa es su responsabilidad pública.