ACAPULCO, Gro., 23 de abril de 2015.- El Secretario de Salud, Edmundo Dantés Escobar, reconoció que el problema del brote de chincungunya en Guerrero es crítico y no cuenta con recursos para adquirir medicamento y material de fumigación y combate del mosco transmisor, ya que no han podido pagar a los proveedores.

 

Asimismo, lamentó que manifestantes hayan robado las camionetas de la sección Vectores, pues ello impide que no se realicen los operativos de fumigación en toda la entidad.

 

Reconoció que la deuda que tiene la secretaría a su cargo es de muchos millones de pesos e impagable, por lo que el brote de esta enfermedad está ya en todo el estado de Guerrero.

 

En el municipio de Atoyac, decenas de personas le exigieron al funcionario estatal tomar acciones inmediatas ya que la mayoría de los pobladores fueron infectados con Chincungunya y en los centros de salud no cuentan con medicamentos y tampoco les hacen estudios de laboratorio, por lo que se tienen que curar por su cuenta.

 

Ante esto, Edmundo Dantés dijo que están buscando nuevos proveedores para atender la demanda de medicamentos y material para los operativos y control del mosquito.