ACAPULCO, Gro., 16 de abril de 2016.- Una gripa provocada por inhalar sustancias químicas, olores penetrantes o infecciones de tipo viral o bacterial, pueden desarrollar sinusitis, indicaron médicos especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)

De acuerdo con un boletín del IMSS, la sinusitis es causada por la inflamación de las cavidades sinusales, que son espacios húmedos y huecos situados en los huesos del cráneo. Esto genera problemas para respirar, dolor en la parte superior de la cara, mal aliento y secreción mucosa. 

 El coordinador de Prevención y Atención a la Salud delegacional, Roberto Valdez, explicó que esta enfermedad puede tratarse como común y no tiene un periodo definido del año en que se desarrolle más.

 Sus síntomas son dolor facial que aumenta con los movimientos de la cabeza hacia delante y abajo; obstrucción y goteo nasal abundante, fiebre, así como alteraciones en el olfato. Aunque no se trata de una enfermedad de gravedad, si es muy molesta para la persona que la padece.

 La ingesta de líquidos en abundancia, evitar conglomeraciones y ambientes secos, no estar en contacto con sustancias irritantes o de humo de cigarro son fundamentales para contrarrestar la enfermedad, así como aplicar compresas faciales tibias y limpiarse la nariz con cuidado frecuentemente.

 Los médicos identifican dos tipos de sinusitis: infección de senos de corta duración o aguda. La primera puede producirse después de un resfriado o debido a contaminantes en el ambiente, mientras que la segunda es una infección crónica que dura más de 12 semanas.

Esta última puede afectar la calidad de vida del enfermo y hacerle sentir siempre cansado. Si tiene asma, las infecciones de senos pueden empeorarla.

Valdez agrega que la automedicación es generalmente contraproducente y puede empeorar el estado de salud de la persona por lo que recomienda acudir con el médico familiar para ser atendido de forma oportuna y con el tratamiento adecuado.