CIUDAD DE MÉXICO, 18 de abril de 2016.- Los terremotos que afectaron a Japón y Ecuador entre los pasados jueves y sábado, carecen de conexión entre sí, ni existe evidencia de que anuncien un periodo de sismicidad, indicaron expertos chinos.

Los dos terremotos ocurridos en Japón y el de Ecuador, países localizados en puntos equidistantes en el Anillo de Fuego del Pacífico, no rebasan el rango habitual, afirmó Xu Deshi, experto de la Administración China de Sismos, informa la agencia de noticias del Estado mexicano, Notimex.

Recordó que 90 por ciento de los movimientos telúricos más fuertes en el mundo ocurren en el llamado Anillo de Fuego, el cual siempre se encuentra activo.

Hablando en cifras, suceden de 17 a 20 sismos superiores a los siete grados cada año, por lo que los movimientos en ambos países están dentro de lo habitual, insistió.

Más información aquí.