ACAPULCO, Gro., 25 de febrero de 2015.- Luego de que 106 integrantes de la CETEG fueran detenidos,  al participar en el enfrentamiento con fuerzas federales, registrado en el Bulevar de las Naciones, en el puerto de Acapulco, a dicho lugar arribaron el vocero de los normalistas de Ayotzinapa, Felipe de la Cruz, y el abogado Vidulfo Rosales, para pedir su liberación a las autoridades.
 
Para lograr lo anterior, tanto el vocero como el abogado, acompañados de una comisión de ocho personas, solicitaron a las autoridades establecer una mesa de diálogo, sin que hasta el momento se haya logrado un acuerdo.
 
Sin embargo, fuentes cercanas a Quadratín Guerrero revelaron que los detenidos serían trasladados a la Ciudad de México para ser presentados ante la autoridad correspondiente. Cabe recordar que el chofer que embistió a los policías federales sería señalado por la comisión del delito de tentativa de homicidio.