CHILPANCINGO, Gro., 9 de julio de 2014.- La titular de la Secretaría de Desarrollo Social del estado (Sedesol), Beatriz Mojica Morga acudirá este jueves, acompañada por dirigentes y representantes de organizaciones sociales, a la Cámara de Senadores, para solicitar una tarifa preferencial en el pago de energía eléctrica para el estado.

La funcionaria informó, vía comunicado, que como resultado de los altos índices de pobreza y marginación que persisten en la entidad, aunado a los daños que causaron los fenómenos meteorológicos de septiembre pasado, personas de escasos recursos económicos, han dejado de pagar los recibos de consumo de energía eléctrica.

Esta situación se recrudece, dijo, debido a que los tabuladores que maneja la Comisión Federal de Electricidad están basados en la temperatura de las regiones, por lo que la tarifa de la zona de la Montaña es similar a la lujosa colonia Lomas de Chapultepec o Polanco en la Ciudad de México.

Por ello, detalló que solicitarán a los senadores de la República que en la revisión de la reforma energética, se considere hacer un tabulador de tarifas eléctricas que considere, de manera especial, el ingreso de las familias y no sólo las temperaturas de las regiones, como se hace actualmente.

Mojica Morga adelantó que este jueves presentarán la propuesta sobre la disminución de las tarifas eléctricas, en una reunión programada con senadores y especialistas del tema, donde estará acompañada por dirigentes de organizaciones sociales que impulsan esta petición, entre ellas el Frente de Comunidades por la Defensa de los Derechos Colectivos en la Montaña (FRECODDEC) y la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG).

Indicó que en días pasados, sostuvieron una reunión junto con el gobernador Ángel Aguirre Rivero y directivos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en donde se acordó concluir en el presente año la electrificación de todas las comunidades mayores de cien habitantes, y que a la fecha sólo faltan diez.

En especial, dijo que también se hará una revisión de los adeudos por concepto de consumo de energía eléctrica de los pueblos indígenas y afromexicanos, además que se buscará dotar de focos ahorradores a todas las comunidades de la Montaña y la Costa Chica para disminuir los costos por este rubro.