CHILPANCINGO, Gro. 29 de diciembre de 2014.- Había pasado más de un mes desde la desaparición de los 43 estudiantes de la escuela normal rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Guerrero, cuando el titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Jesús Murillo Karam, ofrecía una rueda de prensa para dar a conocer los avances de la investigación y una vez que concluyó su explicación, llegó la ronda de preguntas por parte de los periodistas.

 

El Universal reportó en su momento que Murillo Karam respondía de manera cortante y sintética después de una alocución de casi una hora. De pronto la voz del moderador se escucha en la sala para anunciar “la última pregunta”. En ese momento es cuando el procurador alza levemente la ceja, voltea a mirar a la persona encargada de ceder la palabra a los reporteros, y frente al micrófono dice: “Muchas gracias, ya me cansé”.

 

México se acababa de enterar poco antes, que la PGR tenía a un puñado de asesinos confesos, un incendio de horas, el indicio de muchos cadáveres y bolsas de cenizas. La suma de esas pruebas llevaba a la instancia de justicia a pensar que la vida de los 43 estudiantes había terminado en un basurero de Cocula.

 

El procurador cerró esa tarde con la frase “ya me cansé”. Enseguida, los usuarios de Twitter y Facebook, retomaron las palabras en forma de hashtag #YaMeCansédetiKaram, #YaMeCanséEPN, #YaMeCansé y empezaron a hilar sus preocupaciones a través de la afirmación del funcionario.

 

En pocas horas #YaMeCansé se convirtió en tendencia, apareció como uno de los temas más tuiteados; convocó a una manifestación espontánea en el Ángel de la Independencia y empezó a articular la marcha multitudinaria que tuvo lugar el 20 de noviembre de 2014 (en el aniversario 104 de la Revolución Mexicana) a la que asistieron, de acuerdo con versiones cambiantes de las autoridades capitalinas, entre 30 mil y 100 mil personas.

 

Desde el 7 de noviembre hasta el 5 de diciembre de 2014 #YaMeCansé había registrado 4 millones 200 mil tuits hasta que misteriosamente “desapareció”. Sólo durante su primer mes en la red había alcanzado casi la totalidad de tuits que sumó el movimiento estudiantil #YoSoy132 en siete meses (de mayo a diciembre de 2012).

 

Desde el día de la conferencia de prensa del procurador, hasta finales de diciembre #YaMeCansé, en sus trece versiones, sumaba 7 millones de tuits de acuerdo con la herramienta de análisis de redes sociales Topsy, que tiene un acuerdo directo con Twitter para monitorear todo lo que sucede en esta red social.

 

#YoSoy132 generó 5 millones de tuits en siete meses, un promedio mensual de 700 mil; mientras #YaMeCansé produce 3 millones 500 mil al mes; es decir, cinco veces más que #YoSoy132.

 

Leer más en El Universal