CHILPANCINGO, Gro., 5 de julio de 2014.- El titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Jorge Carlos Ramírez Marín, supervisó el avance del desarrollo habitacional El Mirador, donde se construirán mil 100 viviendas para igual número de familias damnificadas por la tormenta tropical Manuel.



Se informó, a través de un comunicado, que las viviendas son  tipo cuádruplex de 54 metros cuadrados  y de 2.70 metros de altura con dos modelos de techo,  bóveda o inclinado, a fin adecuarse al clima del lugar y que el material con el que se construyen es concreto térmico de doble resistencia. 



El secretario Ramírez Marín verificó que varias de las viviendas, que han sido apoyadas por el Fondo de Desastres Naturales (Fonden), ya se encuentran de pie.

 


Cabe señalar que esta construcción contará con escuela, canchas de baloncesto en cada corredor, cancha principal de futbol, zonas recreativas, supermercado y estación de autobuses.



Previamente, en el puerto de Acapulco, el secretario Ramírez Marín encabezó una reunión de evaluación de las acciones de reconstrucción de vivienda en todo el estado de Guerrero.



En el encuentro los responsables de las zonas de Acapulco, Centro, Región de la Montaña, Costa Grande, Costa Chica, Zona Norte y Tierra Caliente, presentaron los avances de construcción para el apoyo de las familias afectadas por los fenómenos meteorológicos.



Ramírez Marín recordó que tan solo en esta entidad se construirán 10 mil 638 nuevas viviendas, lo que equivale al número de casas edificadas por una gran empresa constructora durante el año pasado. 

 


Señaló que el Gobierno de la República comprometió una gran cantidad de recursos económicos para Guerrero, de los cuales más 3 mil millones de pesos se destinan para la construcción de vivienda.



Detalló que una vez que concluya el proceso de reubicaciones por la emergencia, se trabajará en reubicaciones sistemáticas para compactar a las comunidades y hacer un programa permanente de ordenamiento territorial, no sólo en Guerrero, sino en entidades como Chiapas o Oaxaca.