CHILPANCINGO, Gro., 17 de marzo de 2014.-  El titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Jorge Carlos Ramírez Marín, supervisó los terrenos donde se reubicarán y construirán poco más de 900 viviendas en Chilpancingo.

De acuerdo a un comunicado de prensa emitido por la Sedatu, el titular de esa institución estuvo acompañado en el recorrido por el del presidente municipal de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos, a quién informó que en una primera etapa se construirán 252 viviendas apoyadas por el FONDEN y 214 viviendas por el Fideicomiso Provivah, una de las empresas constructoras acreditadas por la Sedatu en licitación.

Ramírez Marín aseguró que los trabajos de construcción iniciarán esta semana a favor de las familias que resultaron damnificadas por la tormenta tropical Manuel.

Asimismo, manifestó que los primeros en trasladar serán los damnificados registrados con pérdida total de sus viviendas, y posteriormente, a las personas que se encuentran en zona federal. Son mil 150 las personas de Chilpancingo que se reubicarán, ya que habitan en zonas de riesgo o en zonas federales prohibidas.

Las casas tendrán un costo de 120 mil pesos, los cuales garantizan dos recámaras, cuarto de usos múltiples, baño completo, piso y loza de concreto, muros de block y estructura de acero.

Por su parte, el presidente municipal de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos, comentó que de acuerdo con el censo que se levantó, se reconstruirán casas para mil 875 familias afectadas y que serán reubicadas entre los cuales se encuentran contemplados quienes hasta este momento se encuentran refugiados en el albergue del Instituto del Deporte de Guerrero (Indeg).