CHILPANCINGO, Gro., 14 de octubre de 2014.- Después de los hechos suscitados este lunes en Chilpancingo, originados por estudiantes de la normal de Ayotzinapa y maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (CETEG), este martes fueron suspendidas las clases en escuelas públicas y privadas y en las unidades académicas de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG).

En un recorrido llevado a cabo en toda la ciudad se observó que las diversas instituciones educativas cerraron sus puestas con candados.

El ayuntamiento de Chilpancingo amaneció con candados en los dos accesos y al interior se observó la destrucción que dejaron los manifestantes.

En el Congreso del estado se realizan las reparaciones en las puertas principales.

Además, policías antimotines resguardan el edificio legislativo así como el Palacio de Gobierno, que fue el más afectado en los hechos de este lunes.

Autoridades del gobierno estatal continúan con el recuento de los daños en el edificio del Poder Ejecutivo.

Negocios que se ubican en el primer cuadro de la ciudad mantienen cerradas sus cortinas.

Un grupo de maestros de la CETEG mantienen tomadas las sucursales bancarias del primer cuadro de la ciudad, así como la Plaza Comercial Guerrero, que alberga una veintena de negocios.