CHILPANCINGO, Gro., 21 de julio de 2014.- El dirigente de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), Bruno Plácido Valerio reveló que ya tienen información sobre la identidad de los sicarios que asesinaron al empresario y Policía Ciudadano Wilbert Hernández López.

En entrevista, reconoció que el  ingreso de sicarios de Los Rojos a territorio de la UPOEG, así como el asesinato de Hernández Lopez, son un golpe de la delincuencia al Sistema de Seguridad y Justicia Ciudadana (SSYJC).

“Es un golpe para nosotros, pero este caso se va a resolver, hay información, hay pistas, vamos a volver a restablecer el orden. Los que nos metimos en esto sabemos los riesgos que corremos, pero no puede ser un paso de reversa, al contrario, debe de ser un paso de fortaleza”, sentenció.

El dirigente de la UPOEG recordó que la Policía Ciudadana llegó a Palo Blanco en febrero de este año, por lo cual es normal que aún haya resistencia del crimen organizado e intentos de reingreso a la comunidad.

Anunció cambios en la organización, estrategias y operatividad del sistema de seguridad ciudadana.

También anunció una serie de reuniones populares, para conformar el Consejo de Autoridades Populares en los pueblos que integran el Valle de Ocotito, municipio de Chilpancingo.

También se le cuestionó sobre la detención de María Campos Vega, hermana de los principales operadores del cártel de Los Rojos, un remanente de los Beltrán Leyva.

La hermana de José Antonio Campos Vega, alias “El Chaparro”; Hermenegildo Campos Vega, alias “El Melo” y Nicolás Campos Vega, alias “El Nico”, cuenta con medidas cautelares por parte de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), por lo que un grupo de la Policía Estatal velaba por su seguridad.

Al respecto, Plácido Valerio consideró que la UPOEG no rompe el diálogo ni se confronta con el gobierno estatal, al detener a la hermana de los principales delincuentes de Chilpancingo.

En cambio, cuestionó que el gobierno de Guerrero le asigne seguridad a la hermana de los criminales.

“No tiene por que romperse el diálogo, vamos a plantear que públicamente nos digan cuales son los formatos que aplican para asignar medidas cautelares. No es posible que los familiares de los delincuentes tengan medida cautelar con recursos del erario público. Hemos aportado elementos que demuestran que estas muchachas están vinculadas con la delincuencia. ¿A cuanta gente estos personas no le han matado a sus familiares y no les dan medidas cautelares?”, cuestionó el dirigente social.

Plácido Valerio no sólo acusó a la PGJE de proteger a los delincuentes; también se lanzó sobre la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos (Coddehum).

Informó que el titular de la Coddehum, Ramón Navarrete Magdaleno, le llamó por teléfono para preguntarle sobre el estado en el que se encuentra María Campos Vega y le solicitó facilidades para visitarla.

En cambio, reprochó que no le cuestionó sobre la viuda de Wilbert Hernández López y sus dos hijas huérfanas, ya que él fue asesinado por el grupo delictivo que comandan los hermanos de María.

“No han venido a visitar a los familiares del muerto, a las verdaderas víctimas, al parecer les preocupan más los delincuentes. No han venido a ver a la ciudad, a ver como vivirán las niñas o como irán a la escuela. Las autoridades deben de estar con los ciudadanos, no con los delincuentes. Les preocupa más la seguridad de los criminales que el daño que le hicieron a las familias”, criticó el dirigente de la UPOEG